martes, 14 de agosto de 2012

La tensión correcta del cordaje de tu raqueta.

Una tensión correcta del cordaje es el primer paso para evitar lesiones importantes en el brazo, tales como tendinitis o el llamado "codo del tenista".

¿Cómo se elige? y ¿a cuántos kilos de tensión hay que encordar la raqueta?.

En el caso del tenista medio, aquel que no se dedica a la alta competición, le bastaría con una tensión entre 22 y 24 kilos.
Encordar a 28 ó 30 kilos es arriesgarse a padecer lesiones porque al golpear la pelota se hace trabajar desmesuradamente todos los tendones del brazo.
De todos modos, la tensión correcta varía según el jugador, la raqueta y el cordaje.
Te aconsejamos que experimentes hasta encontrar la mejor tensión con la que te encuentres cómodo.

Puedes comenzar con la tensión recomendada por el fabricante ya ellos son los que diseñan las raquetas.
Las tensiones recomendadas están en consonancia con el diseño y con los test de juego.


Si bajo la tensión, voy a tener realmente más potencia?

Sí, pero ten cuidado. Si las bajas demasiado perderás el control de tus golpes, y mucha potencia descontrolada no suele ser buena consejera

Si subo la tensión, voy a tener realmente más control?


Sí, pero ten cuidado. Si la subes demasiado necesitarás mucha más fuerza para mover la bola con lo que puedes lesionar tu muñeca, hombro o codo.